“ESPAÑA AL..


“ESPAÑA AL BORDE DEL COLAPSO”: URGE PRIORIZAR LAS REFORMAS


No hay manera, en España, de hacer funcionar los mecanismos legales y/o Constitucionales que nos brinda nuestro Ordenamiento Jurídico y Derechos Constitucionales para evitar los desmanes, incluso delitos, cometidos por el poder político en contra de los derechos, a veces hasta fundamentales, de los ciudadanos.

España, en estos momentos es un clamor, una queja, hasta una súplica continua, a través de los medios de comunicación, tertulias políticas y no políticas, mercados de abastos, bares, terrazas, grupos de amigos, en la peluquería, panadería, la farmacia de la esquina y en cualquier lugar de la geografía nacional, pidiendo el cambio de Gobierno por el daño tan grande que el PSOE, comandado por Zapatero-Rubalcaba, ha hecho a España. Pero el ciudadano, que es el afectado de tanto desmán, no puede hacer nada, el sistema no funciona, la sociedad no puede poner en marcha los mecanismos de que, constitucionalmente, dispone, no puede mas que ejercer su derecho al voto cada cuatro años, castigando a los malhechores y observando como durante cuatro años sus elegidos pueden hacer lo que les venga en gana, mientras ellos cada día son más ignorados y perseguidos.

Jamás se han derramado tantos ríos de tinta sobre un tema común: LA GRAVEDAD EN LA QUE SE ENCUENTRA ESPAÑA y por ende su población que anda, a marchas forzadas, hacia la más absoluta pobreza.

Jamás he visto, en mi ya dilatada existencia, que un gobierno delinca, incumpliendo las resoluciones judiciales de las mas altas instancias de la Jurisdicción del Estado, (Cosidó ha preguntado varias veces por qué el Ejecutivo lleva más de un año sin cumplir una sentencia judicial ratificada por el Tribunal Supremo).
La «esperanza roja», el hombre llamado a rescatar a una nación postrada y desnortada ha estado detrás de la promoción, perpetración o justificación de las más dolorosas estocadas que se le han clavado a nuestra malherida democracia. La demolición del sistema educativo, el crimen de Estado, el hundimiento económico, la corrupción institucionalizada, la crisis moral, la negociación y eventual colaboración con ETA, aunque el asunto Faisán quedará encajado en la normativa que se elabore para ese momento crucial, conforman el historial de enfermedades que han llevado al sistema al borde del colapso. Y detrás de todas se atisba sombrío el genio oscuro de Rubalcaba. Siempre en la conspiración, siempre en la conjura, siempre en el poder y no podemos hacer nada, hasta las próximas elecciones, único mecanismo valido en manos de los ciudadanos, aunque, en definitiva, tampoco sirva para nada.

Es de Tierno Galvan aquello de que: "El Estado es nuestro enemigo. Un Estado sin limitaciones es el peor enemigo del hombre”

Después del paso por las urnas vale todo. Incluso robar. Atentar contra la vida. Colaborar con banda armada. “Llevárselo crudo” sin responsabilidad penal alguna, si no más bien premiados con sueldos vitalicios obscenos. Disponer del Ministerio Fiscal a merced del Gobierno. Instaurar un sistema educativo que nos ha puesto en la cola de Europa, con la intención de fraguar una sociedad ignorante predispuesta al conformismo y clientelismo político, propio de regímenes dictatoriales. Subvencionar una pseudocultura roji-progre representada por cuatro empedernidos burgueses con el estigma de cejateros que saquean las arcas del Estado y cuando les conviene se van “con la música a otra parte”.

Pues no, una sociedad democrática que se precie tiene que tener no solo los mecanismos que lo impidan, que los tiene, sino la manera de ponerlos rápidamente en marcha, para evitar el desmán, para corregirlo en todo caso, para juzgarlo y castigarlo en consecuencia y ante todo que ese peso de la Ley caiga, sin compasión, sobre el político o políticos responsables, articulando la expulsión del cargo y el juicio del/los mismos, inmediatamente.

No vale que un gobierno, aunque sea legítimo, pueda hacer “lo que quiera” durante cuatro años, por muy legítimo que sea. Que dijeron Uds. de los talibanes en Afganistán (por poner alguno de los males que se dan en el mundo) destruyendo templos Patrimonio de La Humanidad, o del sistema que ha instaurado “el gorila rojo” en Venezuela, o, sin ir tan lejos, los tristes acontecimientos de quema de templos de incalculable valor artístico, previamente a la nefasta guerra del 36 en España y…. ¡a lo que vamos!: eso lo hacía la mano ejecutora de un gobierno legítimo, ¡Que barbaridad!.

Pues bien, no debe de valer todo y en consecuencia hay que atajarlo rápidamente. Una reforma a fondo de la Organización del poder judicial, que garantice la total independencia del mismo, como no tendría que haber sido nunca de otra manera, es la primera reforma que se impone pues así el Ministerio Fiscal asumiría esos mecanismos que hoy nos faltan para corregir aquellas acciones, persiguiendo de oficio los desmanes y a sus malhechores en vez de dedicarse a, por aviso del Gobierno, mandar detener alcaldes del PP indiscriminadamente, sobre todo cuando se aproximan campañas electorales.

Esto, ¿verdad que atufa? Pues bien, si el próximo Gobierno de la nación, que será, según todas las previsiones, del Partido Popular no empieza con prioridad esta reforma de la Justicia,aparte de otras que bien las sabe, otros tantos ríos de tinta se lo reclamarán, pero en esta ocasión concurrirán otras circunstancias que le obligarán: los medios de comunicación, tertulias políticas y no políticas, mercados de abastos, bares, terrazas, grupos de amigos, en la peluquería, panadería, la farmacia de la esquina y lo más grave cinco millones de parados y media España de indignados, serán elementos de presión que, muchos de ellos, manejados por una izquierda recién herida en la, todavía caliente, contienda electoral se pueden convertir en focos de agitación con el único fin de hacer ingobernable este “solar”.

Fdo.. Emilio Clemente.- Expresidente de la Diputación de Guadalajara